El Hospital colabora con la UCLM formando a futuros terapeutas ocupacionales

0
92

Gracias al convenio suscrito entre la Universidad de Castilla-La Mancha y el SESCAM, en los últimos días se ha sumado al equipo de Rehabilitación del Hospital de Tomelloso, Mª José Gascón, alumna de Terapia Ocupacional en Talavera de la Reina que durante dos meses realizará sus prácticas laborales en el servicio de Rehabilitación.

El objetivo de este periodo, explica, es que “apliquemos los conocimientos teóricos aprendidos y tomemos contacto con el paciente, de forma que sepamos responder a las necesidades individuales de cada usuario”.tomelloso_tallerterapia_ocupacional

Las prácticas están supervisadas por una terapeuta profesional del servicio de Rehabilitación del hospital, así como por una responsable de la UCLM que califica su actividad formativa en este periodo.

La mayoría de los casos que se tratan están derivados de la consulta de Traumatología a causa de lesiones por fracturas de miembros superiores y/o lesiones tendinosas de la mano. También son derivados de la consulta de Neurología casos como hemiplejías (causadas por ictus o por daños cerebrales), paraplejias/tetraplejias, esclerosis lateral amiotrófica y esclerosis múltiple, entre otros, los cuales producen debilidad y afectación del aparato locomotor y del sistema nervioso”.

En la mayoría de los casos, la principal satisfacción es “ayudar al paciente a mejorar su autonomía en las tareas de la vida diaria y apoyar su desarrollo hacia una vida independiente y productiva”, concluye la alumna en prácticas.

Según la responsable del área, Nuria García Bonilla, la Terapia Ocupacional debe “proporcionar la recuperación de aquellas disfunciones que se originan tras una enfermedad o lesión aguda con tendencia a discapacidad o por reagudización en enfermedad crónica y servir como la base para la rehabilitación integral del paciente.”

La Unidad de Terapia Ocupacional del Hospital General de Tomelloso lleva a la práctica técnicas y recursos orientados a proporcionar a los usuarios la mayor autonomía posible en las actividades de la vida diaria, en el ocio y en la vida laboral.

Otro de los objetivos de los terapeutas ocupacionales, añade García Bonilla, es “realizar adaptaciones para que los pacientes puedan suplir las deficiencias que presentan, asesorarles en el manejo de prótesis y órtesis y en el empleo de ayudas técnicas que puedan serles de ayuda”.

En los casos que es necesario y cuando la utilización de las ayudas técnicas y ortesis no son suficientes para conseguir la autonomía total del paciente, también se asesora al usuario y a la familia en la adaptación de la vivienda, modificando aquellas barreras arquitectónicas que impiden al paciente vivir de forma independiente y saludable tras su patología sobrevenida”.

Así, por ejemplo, la Unidad de Terapia Ocupacional del hospital tomellosero atiende a pacientes que presentan discapacidades físicas o intelectuales derivadas de patologías que producen parálisis de miembros superiores o inferiores, tales como accidentes vasculares cerebrales, lesiones medulares o esclerosis múltiple.

Proyecto formativo

Las estancias prácticas son una parte fundamental de la formación práctica de los profesionales de Terapia Ocupacional, ya que permiten al alumno tratar en entornos clínicos y comunitarios con pacientes reales bajo la supervisión de un tutor.

En este tiempo el hospital colabora en la aportación de la experiencia práctica que complementa los contenidos teóricos impartidos en la Universidad, así permite al alumno desarrollar destrezas y aplicar sus conocimientos a las necesidades de las personas atendidas.