El Hospital de Tomelloso alcanza los 2.000 nacimientos

0
96

El Hospital General de Tomelloso (Ciudad Real), dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, alcanza los 2.000 nacimientos desde que se iniciara la actividad del paritorio en febrero del año 2009.

En lo que va de año ya se han registrado 310 nacimientos de bebés procedentes en su mayoría de las localidades de Pedro Muñoz, Socúellamos, Argamasilla de Alba y Tomelloso, cuyas madres han sido asistidas durante todo el proceso del embarazo en el Hospital General, sin necesidad de trasladarse a otros centros de la zona como el de Manzanares o Alcázar de San Juan, ha informado la Junta en nota de prensa. 

Según las estadísticas con las que cuenta el Hospital de Tomelloso relativas a la actividad de cada servicio, durante el año 2011 se produjo un incremento  de nacimientos con un total de 562 alumbramientos, lo que permitió superar la tasa de natalidad de otros años y por tanto, el índice medio que se había registrado anteriormente en el hospital con 1,3 nacimientos al día, ha alcanzado el 1,56 de media hasta agosto de 2012.

MEJORAS EN EL SERVICIO

El servicio de Obstetricia y Ginecología, uno de los más valorados por los usuarios, se ha reforzado en los últimos meses con la incorporación de nuevos profesionales con un alto nivel de cualificación y que han sido formados en centros hospitalarios pertenecientes al Servicio de Salud Pública de Castilla-La Mancha.

Entre las mejoras que se han llevado a cabo en los últimos meses destaca la adecuación de los espacios para las mujeres que asisten a monitorización fetal.

La creación de este servicio de acompañamiento permite que las mujeres tengan asistencia personalizada por parte del personal sanitario. El cambio en el circuito de monitores se incluye en el programa de medidas destinadas a una mayor eficiencia de los servicios y el trato cercano con el paciente.

Estas iniciativas, junto a la puesta en marcha de un plan de choque para reducir las listas de espera, han permitido mejorar el servicio y eliminar las demoras en las cirugías ginecológicas programadas, atendiendo así el 100% de los casos previstos.