Ayer martes en la sede de Izquierda Unida de Tomelloso hubo una rueda de prensa en la que se trataron diversas cuestiones.

Miguel Ramírez, coordinador provincial de la formación, informó de la campaña lanzada a nivel nacional para crear, asegura, 3 millones de puestos de trabajo y bajar la tasa de paro al 12,5 % de aquí al 2015. El plan se enmarca dentro de la campaña “Hay alternativa”. Ramírez señala que frente al mensaje de desesperanza y fracaso que ofrece el gobierno de Rajoy, Izquierda Unida lanza esta propuesta como mensaje de esperanza a la sociedad española.izquierda-unida-tomelloso

Ramírez explica que el principal problema de nuestro país es el paro y que si éste se redujese, se podrían arreglar otros problemas como, el déficit público, la sostenibilidad, las pensiones, etc. El coordinador provincial señala que a esta situación se ha llegado a través de un sistema productivo y económico inviable y por la toma de decisiones políticas —como las distintas reformas laborales— que han destruido empleo. Izquierda Unida apuesta por la reactivación de la economía y el cambio de modelo económico, relata, señalando que frente a la incapacidad del sector privado por hacerlo, hace falta una intervención  pública para llevarlo a cabo.

El primer objetivo del plan es atender a los parados sin cobertura, explica Miguel Ramírez, con ello se podrá empezar a reactivar el consumo y con él la economía del país. El plan supone la inversión de 60.000 millones de euros, enuncia el dirigente de IU, obtenidos con medidas fiscales justas, persecución del fraude y con dinero público, generado con la reactivación económica. También señala  Ramírez que su formación preconiza un cambio en el papel del Banco Central Europeo, para que éste financie a los estados a bajo interés.

Otros de los objetivos del programa son,  volver a contratar los trabajadores públicos despedidos, enumera Ramírez, los empleos verdes, desarrollo rural, reparto del empleo, ayuda a la pequeña empresa (no pagar el IVA hasta no haber cobrado la factura), favorecer la incorporación de los jóvenes al mercado laboral y un cambio en el modelo energético. Miguel Ramírez reitera que hay alternativa a las políticas del gobierno y recursos para llevar a cabo las propuestas enunciadas.

Ramírez ha informado asimismo, que el lunes 20 de mayo a las 17:30 horas en el hotel Menano de Manzanares habrá un encuentro con el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares, para dialogar sobre el futuro de la sanidad pública, las pensiones y los sistemas de protección social. En el acto van a participar las plataformas a favor de la sanidad pública.

Mesa por el empleo

Rafael Quesada, portavoz de la asamblea local de la formación, señala que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tomelloso, ha rechazado la participación de Izquierda Unida en la futura mesa por el empleo que se va a constituir en nuestra ciudad. Quesada ha señalado que la formación de izquierdas ha demostrado sobradamente su trabajo por Tomelloso y que el resultado de las urnas les legitima para participar en los asuntos de la ciudad, principalmente en un tema tan delicado como es el del empleo, en el que pueden aportar ideas, asegura.

En otro orden de cosas, Rafael Quesada se ha referido a la depuradora de vinazas, señalando que las autoridades municipales tratan de ocultar las deficiencias de la instalación. Desde la formación piden una auditoría medioambiental, para que tranquilice a la población.  También señala Quesada que Izquierda Unida va a apoyar a la plataforma contra el fracking, que se va a poner en marcha en el Campo de Montiel y que van a iniciar una campaña informativa sobre esa técnica extractiva.

Dimisión de Buendía

Ismael Casero, coordinador local de Izquierda Unida de Tomelloso, ha querido salir al paso de informaciones aparecidas a raíz de la dimisión del anterior portavoz de la organización. Manolo Buendía, señala Casero, dimitió por cuestiones personales y laborales que le impedían atender la portavocía, su renuncia nada tuvo que ver con motivos ideológicos o de discrepancia con Cayo Lara. Para reiterarlo Casero ha leído un comunicado del propio Manuel Buendía en el que desmiente las citadas informaciones.



1 Comentario

  1. Noticia de el plural
    Privatización de la sanidad: los cirujanos de Tomelloso no tienen batas para cambiarse
    Los responsables médicos de este hospital de Ciudad Real advierten sobre las repercusiones que tiene en “los pacientes las anomalías” denunciadas

    Todos, los nueve jefes clínicos del hospital de Tomelloso (Ciudad Real), localidad gobernada por el senador y presidente del PP en la provincia, Carlos Cotillas, han firmado una carta denunciando las graves deficiencias y anomalías existentes en el centro, señalando como principal responsable de las mismas a la directora de gestión, Ana María Aranda, de quien piden su cese inmediato. Bueno, no tan inmediato, porque la carta fue remitida al director general de Atención Sanitaria del Gobierno de María Dolores Cospedal el pasado 11 de abril, obteniendo hasta ahora la callada por respuesta. “Por eso, no nos queda otro remedio que acudir a los medios de comunicación y dar a conocer nuestra triste y preocupante situación”, señala a ELPLURAL.COM uno de los firmantes del escrito.

    La sanidad “está hecha unos zorros”
    Queja; denuncia que se suma a la realizada por los profesionales de Alcázar de San Juan, Villarrobledo, Hellín, Cuenca, Toledo, Guadalajara, Albacete…la lista es tan amplia como centros hospitalarios existen en Castilla-La Mancha, “donde la sanidad está hecha unos zorros”, reconoce a este periódico el exgerente de uno de estos centros. “Está claro, están preparando la privatización de algunos hospitales, como lo prueba el despido de médicos y enfermeras, así como las contrataciones por meses de profesionales”, añade.

    Sin medicamentos
    Y para alcanzar estos objetivos, Cospedal y su polémico consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, nombraron equipos de yuppies venidos de Madrid o de las mismas filas del PP, que no dudan en aplicar la irracionalidad en aras de un ahorro que “sirva de atractivo para posteriores compradores”, dicen las mismas fuentes. Y como prueba de lo dicho, la denuncia de los profesionales de Tomelloso, que en su carta recogen la “negativa (por parte de la directora de gestiòn) en dos ocasiones a proporcionar medicamentos para tratamientos incluidos en la cartera de servicios (“lucentis”) con el pretexto de que son caros”, señalan.

    Material clínico barato
    Pero las tijeras de Cospedal, puestas en las manos de Ana María Aranda, que de administrativa rasa pasó a directora de gestión por razones que nada tienen que ver con sus conocimientos, van más allá. Llegan, incluso, a la “sustitución sin previo aviso de material clínico por otro más ‘barato’ sin ningún informe técnico de los especialistas y sin ninguna consulta a los responsables de los servicios”, concretan.

    Coacciones e impagos
    Suma y sigue. Los médicos denunciantes de estas clamorosas irregularidades, también reconocen “coacciones a los miembros de medicina interna, con amenazas de disminución de sus plantillas, por reclamar la atención hacia una mejor asistencia en la especialidad de cardiología”, al mismo tiempo que reconocen “impagos de emolumentos”, o la supresión de anestesistas en el servicio de guardia en un “hospital con atención obstétrica las 24 horas”, dicen en sus carta sin respuesta.

    Cierre de camas y falta de uniformes
    Todo esto es fruto de la inminente privatización del hospital de Tomelloso, donde “el marcado deterioro de las condiciones de los trabajadores” es notorio, como lo acredita la “restricción del número de uniformes y la no existencia de lencería en el fin de semana, con lo que se dificulta el cambio de ropa contaminada”, subrayan en la misiva, a la vez que recuerdan el “cierre sistemático de camas, con independencia de la presión asistencial”.

    Falsos especialistas
    A todo este cúmulo de despropósitos, hay que añadir la nada clara utilización de falsos especialistas, sin titulación homologada en España, que hacen las funciones de profesionales que sí superaron las oposiciones obvias para el desempeño de estos importantes trabajos. No podemos olvidar que estamos hablando de la salud de las personas y la idoneidad profesional es incontestable en estos casos, salvo, parece ser, en el hospital de Tomelloso. (Ver documento íntegro).

    Nuevo varapalo judicial
    Y es que al consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, le encanta coleccionar huelgas, protestas, quejas, plantes y descontentos, además de sentencias en contra que ponen de manifiesto la nefasta gestión de este polémico político. La última viene también del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad. En esta ocasión ha decretado la suspensión de la orden que recoge la integración del personal del Hospital Provincial de Toledo en el Sescam. Y van cuatro y no está cesado.