Para IU el anteproyecto de la LBRL merma la democracia y ataca a la igualdad de género

0
80

Esther Trujillo, concejala del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, asegura que el anteproyecto de Ley de Bases de Régimen Local (LBRL) lo están consensuando el Partido Popular y el PSOE sin tener en cuenta al resto de las fuerzas políticas. Expone que cuanto más difícil es la situación económica y social, mayor es el acoso que sufren las mujeres, relata que el paro femenino en mayor que el masculino; la temporalidad y la brecha salarial también son mayores en mujeres que en hombres.izquierdaunida1

Para Trujillo las medidas del PP son misóginas y machistas. Según la concejala, la Ley de Dependencia las convierte en meras cuidadoras sin soporte público; la Reforma de la Justicia merma el “derecho a decidir”, el aumento de las tasas las aleja de la justicia y ahonda en la desigualdad y la violencia de género, asegura. Medidas que van contra el colectivo de mujeres, uno de los más débiles de la sociedad, significa Esther Trujillo.

Trujillo afirma que el anteproyecto de la LBRL es un ataque en toda regla a las políticas de igualdad, que literalmente se suprimen en nuestro país. Esta afirmación, según la concejala de IU, se fundamenta en la supresión del artículo 28, por el que los ayuntamientos tienen concejalías, planes y promocionan la igualdad. La futura ley, continúa relatando Trujillo, limitará las competencias de igualdad en municipios menores de 20.000 habitantes. El proyecto contraviene la Carta Europea para la Igualdad entre hombres y mujeres en la vida local, sigue enumerando Trujillo, también dificulta el cumplimiento de la Ley contra la Violencia de Género, ya que exige la confluencia de los ayuntamientos. Por último, ha querido destacar Esther Trujillo, que se atenta contra la democracia paritaria.

Izquierda Unida se suma a las campañas de recogida de firmas en contra de la aprobación de estas reformas de la LBRL.

izquierdaunida2El coordinador provincial de esta formación política en Ciudad Real, Miguel Ramírez, expone que el anteproyecto de esta reforma, que va a ser aprobada en los próximos consejos de ministros, va a tener un efecto negativo en los municipios y, también, en los colectivos más desfavorecidos. Ramírez reitera que PP y PSOE están negociando “a escondidas” este proyecto de reforma, excluyendo a IU y al resto de formaciones.

Para Miguel Ramírez esta futura reforma forma parte del paquete de medidas que se ha visto obligado a tomar el gobierno de cara a cumplir con el memorándum por el rescate de la banca. Para IU la reforma es injusta y reconocen la importancia de los ayuntamientos en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, especialmente en zonas rurales. La formación, así mismo, ve algún indicio de inconstitucionalidad al romper la autonomía municipal.

El principio que orienta esta reforma, continúa explicando Ramírez es el de “una competencia, una administración”, con lo que las CC. AA. o las diputaciones van a tener capacidad para quitar competencias a los ayuntamientos. Miguel Ramírez asegura que con esta reforma de la Ley se quieren transferir todas las competencias a las diputaciones, órgano que no ha sido elegido por los ciudadanos y que actúan con clientelismo político. Cambiamos democracia por caciquismo, asegura.

Para la formación de izquierdas la reducción de concejales y ayuntamientos que preconiza la futura ley, es una merma en la calidad democrática, que incide en el bipartidismo existente y elimina elementos de control. Ramírez afirma que corren peligro en Castilla La Mancha la cohesión social y territorial, que se ataca al mundo rural y se establecen ciudadanos de segunda y tercera categoría dependiendo de su residencia. Izquierda Unida va a pelear para parar este proyecto de ley, acaba Ramírez.