De oca a oca y t…, por Andrés Cañas

0
8

A raíz de la muerte del militar golpista y dictador, generalísimo Franco, la inmensa mayoría de españoles empachados de ver uniformes con o sin correaje, gorras de plato y boinas con borlas de diversos y llamativos colores, la mayoría – repito – de ciudadanos españoles comenzamos (me incluyo) a creer en la hora de un régimen democrático a la europea. Pues cuarenta años entre guerra y post-guerra rindiendo pleitesía a símbolos y estandartes de tan penoso  recuerdo, para la gente sencilla son demasiados años.

De ahí que nos sintiésemos tan aliviados al creer que sin Franco tendríamos una monarquía parlamentaria y una Constitución elaborada y aceptada con firmas y apretones de manos entre gentes de ideales políticos e inclinaciones religiosas diferentes, pero demócratas. Los españoles de aquél tiempo imaginamos que, además de ser mas libres  y con los mismos derechos y deberes unos que otros, como dios manda, nos respetaríamos mucho mas que antes entre todos.horizontes-cano

Sin embargo, habiendo pasado otro tanto tiempo desde entonces, vemos que no. Que aun quedan grupos de gente, uniformada o sin uniforme, anclados en el pasado y lo que es peor; dispuestos a revivir odios entre iguales y maltratar de palabra y obra  a quienes no piense como ellos.

Por referirme a algo de lo que se viene diciendo en público desde diversas plataformas ciudadanas, reproduzco lo que al parecer convence a pocos, pero alimenta -eso sí- el incordio o malestar entre familias hermanas. Por ejemplo: el planteamiento de unos iluminados, con perdón, acerca celebrar una consulta popular para que el “país catalán”, si lo desea,  se convierta de un plumazo en un estado soberano, es algo que a los catalanes nativos y adoptivos (no olvidemos que Cataluña es tierra de inmigrantes) el querer mantener la idea del separatismo sin reparar en cual serían las inmediatas consecuencias, nos parece cuando menos una actitud errónea e inconveniente.

Otro ejemplo a recordar, esta vez de signo contrario y todavia reciente aunque haya quien diga que esos es “historia pasada”, fue el bochornoso episodio que protagonizaran los anti-catalanes, abrazados todavia a la  España “Una Grande y Libre, que también abundan fuera de Cataluña, con la recogida de firmas en señal de rechazo a lo catalán incluido el veto a uno de los productos emblemáticos de ésta comunidad autónoma, como es el Cava. Ese gesto se entendió aquí como el mayor desprecio a esta región de España,

Ahora, cumplida una década larga del siglo XXI y estamos amenazados de quiebra y ruina la mayoría de españoles; catalanes, andaluces, valencianos, gallegos,  extremeños, castellanos, etc. debería preocuparnos menos la independencia de los que ya nacen “independentistas” y el rechazo a la lengua catalana, que a la mas que demostrada irresponsabilidad de una clase política que el pueblo honesto y trabajador no merece.

Por lo tanto, en opinión de este humilde “desertor del arado”, si los políticos que tenemos ahora no corresponden al compromiso que adquirieran con la sociedad que les ha puesto donde están, luchemos todos para hacerles entender que si no cumplen con sus obligaciones, cualquier momento es bueno para echarles y elegir a otros.  ¿O no?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here