Desesperación, resignación, manipulación y represión, por Manuel Buendía

0
46

En España ha aumentado en el último año el índice de suicidios en un 250%, convirtiéndose en la primera causa de muerte, excluyendo enfermedades, superando por primera vez los accidentes de tráfico. Los sociólogos achacan este dato a la crisis pues, analizando los datos, los suicidas, en la mayoría de los casos, estaban en situación de desesperación por haber perdido su vivienda, haber agotado la prestación por desempleo o incluso tener un exceso de cargas familiares (toda la familia en paro) a las que no poder atender.

Las ONGs denuncian que la demanda de ayuda a éstas ha aumentado en un 500% y son incapaces de atenderlos a todos. Los comedores sociales hace tiempo que vienen denunciando que no pueden atender a tantas personas, mientras las grandes superficies tiran toneladas de alimentos caducados. El desempleo entre el sector de la población mayores de 45 años es de un 40 % aproximadamente, al igual que entre los menores de 25, es decir: están parados los padres y los hijos. Esta situación hará que en los siguientes meses el índice de pobreza vaya aumentando a un ritmo del 3 % mensual, según estimaciones de distintas organizaciones. La desesperación entre un amplio sector de la población se va acrecentando a marchas forzadas y los poderes públicos miran hacia otro lado.

Los enfermos se hacinan en los hospitales públicos de nuestra región, que fueron un ejemplo para todo el mundo, con muchos menos medios técnicos y humanos (en algunos como el de Tomelloso el personal se ha reducido en un 30%). Los pensionistas ya tienen que pagar una cantidad por sus medicinas, cantidad que en muchos casos es insoportable pues muchos de ellos tienen tratamientos muy costosos. Hay que añadir además que el gobierno regional sacó esta medida diciendo que éstos no pagarían más de 8 euros al mes, e improvisaron una normativa en la que todo el dinero de más que se pagara se devolvería al mes siguiente. A día de hoy aún no se ha puesto en marcha y me consta que hay jubilados que pagan más de 100 euros al mes por sus medicinas, medicinas muy caras para el usuario, aunque son baratísimas de producir.

Los actuales gobernantes se excusan con un argumento muy manido hablando de “la herencia recibida” y adoptando un rictus de preocupación por la grave situación actual, lanzando a la población el mensaje de la resignación como única actitud posible. Este mensaje va calando y la desidia se apodera de gran parte de la ciudadanía, sin embargo esa parte de la población es la que aún no se encuentra entre los marginados, los desesperados, y los indignados que entienden que hay otros caminos.

Sobre esta actitud de resignación hay que hacer hincapié en la obstinación del ser humano en no reconocer sus errores, lo que les convierte en unos votantes fieles que (equivocados) piensan que aunque les hayan mentido los dirigentes del partido al que votaron, deben defenderlos, pues tendrán sus razones para hacer lo que hacen.

La “herencia recibida”, (que fue una deuda escandalosa por malgastar el dinero público en obras faraónicas, y un exceso de autobombo de los distintos gobernantes nacionales,  regionales y locales) ha aumentado, y hay que recordar que en este apartado no se libran las comunidades autónomas en las que haya tenido el poder un partido u otro.

Mientras los gobernantes repiten hasta la saciedad que no hay dinero, en todos lados aumentan el número de asesores y altos funcionarios con elevados sueldos. Estas personas suelen ser familiares y amigos de los dirigentes del partido gobernante, personas que no han sido elegidas por el pueblo para ejercer ningún cargo, pero que tampoco han tenido que examinarse de una oposición para optar a ese “puesto de trabajo”. Comunidades autónomas como Castilla la Mancha casi triplican su presupuesto en la alta dirección, es decir: asesores y altos cargos.

La impunidad ante la mentira en las promesas electorales es total y los dirigentes, una vez más se autojustifican con argumentos demagógicos, acusando a los demás precisamente de demagogos. La mentira se ha convertido en una actitud peligrosamente habitual por carecer de castigo.

Los recortes en sanidad de nuestra región entre medios técnicos, recursos humanos y medicamentos están en torno al 30% sin embargo el presupuesto de sanidad del año 2012 sólo se redujo en un 5% con respecto al año 2011.

La globalización de la economía es la causante de la crisis mundial, Los grandes holdings financieros controlan además los sectores de la construcción, la energía, la sanidad y las multinacionales farmacéuticas, además de poseer la mayoría de los medios de comunicación de masas. Pero en el caso de España es significativo como expresidentes del Gobierno, exministros, militantes del PP, PSOE o CiU y familiares de éstos, trabajan o han trabajado para estos grupos empresariales.

Es importante hacer hincapié en el hecho de que la única inversión del estado en paliar la crisis ha consistido en los últimos tres años, incluido el actual, en inyectar a dinero público a los bancos, esos mismos bancos que desahucian a miles de ciudadanos todos los años haciendo crecer el número de viviendas vacías sin que sus propietarios (los bancos) paguen un solo euro de impuestos por ello, es decir, que si no hay dinero es porque se les da a los bancos y además no se ingresa el dinero en las arcas públicas que estos deberían de ingresar .

Las únicas medidas para paliar la crisis están en subir más los impuestos, recortar los salarios de las personas que pueden mantener la economía interior con su consumo, hacer una amnistía fiscal y reprimir muy duramente las protestas sociales. Se vulnera el principio constitucional de que todos somos iguales ante la ley cuando se imponen unas tasas prohibitivas para cualquier trámite judicial. En este ámbito, nuestra constitución es violada sistemáticamente convirtiéndose en papel mojado, mientras el pueblo ve como sus dirigentes viven a cuerpo de Rey.

Hace 11 años el pueblo de Tomelloso salió a la calle a pedir un hospital digno para nuestra población, una de las más importantes de Castilla la Mancha. Entonces el partido en el gobierno Regional era el PSOE, pero el ayuntamiento estaba en manos de los mismos que ahora. La plaza de Tomelloso estaba llena entonces, de la misma manera que lo estaba ayer. Entonces el ayuntamiento del Sr. Cotillas coincidió en con los organizadores en que se habían manifestado 20.000 personas. Según este mismo ayuntamiento ayer lo hicieron sólo 3.000 personas. Quiero hacer constar que si entonces los organizadores contaron con toda la ayuda y colaboración del ayuntamiento, esta vez ha intentado poner todo tipo de trabas a los organizadores y ha ejercido una presión digna de los tiempos del dictador. Ellos no se avergüenzan, espero que al menos el pueblo de Tomelloso si se avergüence de ellos!

Este artículo podría ser eterno. Los datos que he aportado son aproximados y extraídos de distintas fuentes, la mayoría oficiales pero no he querido abrumar con cifras para no perderme en la esencia del mismo. La cuestión es que mientras el pueblo se desespera y se resigna los poderosos mienten y reprimen. Alguien me llamará demagogo por este artículo, aunque ser demagogo es mentir y manipular al pueblo con el fin de mantenerse en el poder, siempre intento ser respetuoso con los demás, sobre todo con sus ideas, la mentira y la tiranía no son ideologías respetables.

Supongo que después de esto tendré la cruz hecha para la eternidad, aunque creo que ya la tenía.