El olvido por Miguel Ángel Bernao

0
58

Bailan las fantasías alrededor de una hoguera

en una noche sin estrellas y con hábitos de brea,

se perfila el contoneo en una oscuridad perpetua

y el alba aún reposa plácidamente en las quimeras.

 

Son los sueños del compás monótono del tiempo

y allí donde jamás la luz del angosto día precipita

llega el templado fuego con las briznas encendidas

y la pasión encadenada a los misterios de la vida.

 

Cuando evoco el ancho desván de tus recuerdos

siempre vacía y disimulada queda la desdicha

que vela la faz polvorienta en la ilusión sentida

y en los harapos tristes del polvo de la injusticia.

 

Atrás quedó aquello que no se alcanzó a expresar

entre prudencias encerradas en océanos muertos

que por unas horas decapitaron nuestros sentimientos

en los ocultos rincones del razonado entendimiento.