¡Llegarán!, por Miguel Ángel Bernao

0
12

Veremos el engendro de las oscuras noches
caer en la sombra de nuestros altos cipreses,
a media tarde, entre el regocijo del crepúsculo,
y pálidos, acaso estupefactos y llenos de umbría
descenderemos al abismo de nuestros silencios.

Supuesto el mundo existe, tal vez las tardes obtengan
la pureza del ocaso alegre y la serenidad portentosa
de las calmadas emociones y, veremos agitarse las sombras
llevándose las hojas impávidas de los otoños tristes.

¡Llegarán! ¡Sé que llegarán!, atenuando el miedo
en la caterva inmunda de mi atrevimiento,
ante el duelo que sufre maldiciendo entre los cielos
el caudal insufrible de mi extasiado sentimiento.

Es el azar de la noche lo que me aterra,
por más que las alboradas contengan
el secreto impasible de mi inútil conciencia.

¡Llegarán! ¡Sé que llegarán!

 actual_hasta_el_infinito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here