Más pobres. “Como dios manda”, por Andrés Cañas

3
44

Algo habremos hecho muy mal los jubilados y pensionistas españoles, en particular los de clase trabajadora, para recibir el maltrato que se nos está dando a la vejez. Con el afán por lograr con nuestro propio esfuerzo, primero sacar adelante a la familia sin excesivos agobios. Y después, salvo los achaques propios del paso de los años, lograr el disfrute de una jubilación con una calidad de vida lo más cómoda posible, que no es poco.

Pero insisto, creo que por ignorantes y rústicos debemos haber rebasado algunos límites o barreras, al margen del ejercicio de nuestra función, que nos ha perjudicado y de qué manera. Y es que los asalariados que hemos dependido de una nómina hasta cumplir la edad reglamentaria para el retiro, siempre hemos creído que aquello que se haya cotizado a la Seguridad Social con carácter obligatorio y que no hemos cobrado durante treinta, cuarenta o mas años trabajando, nos serviría para percibir de viejos incluso de por vida una jubilación decente. Pero no.

Ahora resulta que el gobierno actual, los mismos que prometieran a grito pelado, en campaña electoral, que mejorarían todo lo que no se había hecho “como dios manda” por anteriores gobernantes, son los que aducen que con parte del dinero que haya en la hucha de las pensiones y todo el que se viene recortando en sanidad, educación y asistencia social en general tiene que servir aunque nos duela, para mejorar el déficit hasta donde guste o exija la Unión Europea.

—Deja eso ya y vamos a comer —reclama mi esposa— que tengo la comida en la mesa y se va a enfriar.

Le hago caso y previa “bendición mental” de los alimentos que vamos a tomar, nos ponemos a comer. Ya en la acostumbrada sobremesa, saboreando el café de rigor, ella me pregunta:

—¿Qué estas escribiendo ahora? Si puede saberse, claro.

—Como no. Escribo sobre el injusto trato que el gobierno nos da a los pensionistas, negándonos derechos que creíamos intocables. Pero según los mismos que elegimos con nuestro voto ¿recuerdas? estamos equivocados. Que la situación es crítica y hay que atender otras prioridades para salir de esta crisis…..

—Mira, déjalo y no te calientes la cabeza, porque después de la infinidad de “presuntas” golferías que se publican todos los días y se ven en la tele; Palau de la Música, Gobierno Balear, Eres, Fundación Noós, trama Gürtel, C/C de Galicia, Bankia, etc. y ver que la justicia no actúa contra los culpables, los pobres pensionistas, tan escasos como estamos de energías para salir y protestar en la calle, poco podemos hacer para que se nos escuche.

Esperemos que a esa “honorable” gente de escasos escrúpulos y abundante desvergüenza, se le obligue a devolver lo distraído (podría poner ro-ba-do-) que bien contado sumaría una cantidad considerablemente superior a la extraída e nuestras modestas pensiones.

Digo yo.

3 Comentarios

  1. Es necesario que se pase del “presuntos”. Resulta agotador, y genera gran parte de la desconfianza que se ha instalado en la sociedad, no ser capaces de pasar del “presuntos”. Es aún más agotador ser conscientes de que además nadie devolverá nada de lo “distraído”, jamás.
    Es más sencillo (aunque injusto) subirnos el IVA, quitarnos las pagas o meter mano en la caja de las pensiones.
    Buen articulo, Andrés.
    Saludos

  2. Un millón de gracias, Pedro. por pasarte por aquí y expresar tu generosa valoración sobre el escrito. Y no creas que es una queja mía por ser viejo, no. Es porque se están dando ultimamente tantas razones para el cabreo, que silenciarlo no es bueno. O a mí me lo parece?.
    Un abrazo y gracias otra vez.

  3. Muchísimas gracias, Pedro, por pasarte por aquí y valorar con tanta generosidad éste post. Pero es que ultimamente están surgiendo tantas razones para quejarnos, en particular los viejos, que me resisto a silenciarlo. Qué le voy a hacer.
    Un abrazo.