Para amarte,
tan solo necesito que se encuentren nuestros cuerpos,
el resto es artificio del deseo,
unirnos en la levedad de la mirada
y juntar nuestros labios en un sueño
enjaulando los momentos entre el recuerdo.

Para amarte,
tan solo necesito desnudar el alma,
escribir tu nombre en mi cuaderno
y crear tu figura en el trazo de un lapicero.

Para amarte,
tan solo la imaginación me basta
y el anhelo de encontrarte
en la eternidad de mis sentidos.

Para amarte,
he creado mundos infinitos
donde el tiempo nunca ha existido.

para-amarte