Tabaquismo y cáncer, por Andrés Cañas

0
6

El hecho de contraer cáncer de laringe, atribuido al consumo habitual y excesivo de tabaco, cuyo tratamiento —según los médicos— consistió en practicarme laringectomía total, una vez recuperado me interesó conocer la relación que existe entre tabaquismo y cáncer, así como los métodos apropiados para la no iniciación del consumo incluso la deshabituación de cualquier sustancia tóxica, entre ellas la nicotina.

De ahí que me sumara al voluntariado de la Asociación Española Contra Cáncer, por si entre lo que aprendiese dentro de ella y mi propia experiencia, esos mismos conocimientos, una vez adquiridos, podía usarlos en beneficio de otros. Lo cual me permitiría corresponder al bien recibido cuando lo necesité y participar en campañas de información llevadas a cabo en Institutos de Educación Secundaria (IES) para conocimiento de escolares generalmente adolescentes.

El planteamiento de ese tipo de charlas-coloquio en las aulas consistia en introducir previamente unas recomendaciones sobre lo mas elemental del tema a desarrollar.

Por ejemplo, convendría saber que:

—El tabaco, en sus diversas elaboraciones, contiene multitud de sustancias tóxicas, alguna de ellas con un alto poder de adición, como es la nicotina.

—El consumidor de tabaco suele comenzar a fumar, generalmente, en la adolescencia. O sea, desde muy joven.

—Al probarlo por primera vez, ni el sabor ni el olor son agradables. Hay incluso a quién le produce nauseas y mareos, y a pesar de ello persiste.

— El hecho de fumar siendo tan joven significa aparentar – por ignorancia – ser mayor de lo que se es, creyendo erróneamente que el cigarrillo ejerce de elemento mediador en la relación social entre personas.

—No mucho tiempo atrás era el varón quién se significaba como fumador con derecho ¡Qué barbaridad! y ahora, sin embargo, las mujeres fuman tanto o mas que ellos y nadie se escandaliza.tabaquismo2

—La incidencia sobre el consumo de tabaco, entre la población escolar incluso la universitaria, suele ser considerable.  Y si no se toman medidas juiciosas y serias podría alcanzar cotas alarmantes.

—Las personas adictas a la nicotina, igual mujeres que hombres, deberían comprender que están siendo víctimas —se entiende que involuntarias— de su propia debilidad.

—El principal objetivo de estas someras recomendaciones no es otro que el de informar a la población joven acerca de los riesgos que conlleva el hábito de fumar para que tomen buena nota de ello.

Al final de cada charla se acostumbraba a dar a conocer el resultado de recientes estudios aparecidos en el Código europeo contra cáncer y que es preciso contemplar.

Por ejemplo:  “En España mueren cada año mas de 50.000 personas por culpa del tabaco”. “Que la inmensa mayoría de éstas muertes son por cáncer en órganos como; pulmón, corazón , boca y cuello, laringe, etc.”. “Y que un alto porcentaje de éstos enfermos son o han sido fumadores desde muy jóvenes.

Aunque en alguna medida – añado yo –   consumidores somos todos. Es decir, que entre ser fumador habitual, fumar por placer o fumador pasivo, fuera de estos tres grupos no queda casi nadie.

Por tanto, no abandonemos la lucha contra el cáncer y reflexionemos todos acerca de lo peligroso que es consumir sustancias dañinas, incluido el tabaco, que más pronto que tarde el mundo entero lo agradecerá, seguro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here