Caballero: “Es intolerable y una desvergüenza que Cospedal permita que nos roben el agua

0
76

El diputado regional del PSOE, José Manuel Caballero, considera que la paralización de las obras a la llanura manchega decretada por el Gobierno de España “es un insulto a los castellano-manchegos y a toda la gente de bien”.JMCABALLERO_1

Caballero ha mostrado la indignación y la oposición frontal de los socialistas de la región a esa “decisión premeditada” al constatar con documentos oficiales, afirma, que mientras se paraliza un ramal para abastecer a una zona de La Mancha en la provincia de Ciudad Real, se da el visto bueno para desarrollar un proyecto muy similar en Murcia para conectar a la tubería del trasvase Tajo-Segura a los dos únicos municipios de esa región que aún lo no lo están.

En este sentido, el responsable del PSOE ha dicho que “no hay dinero para la tubería a la llanura manchega y para que puedan disponer de agua en cantidad y calidad los ciudadanos de Castilla-La Mancha y sí hay dinero, prácticamente la misma cantidad, para que puedan tener agua los municipios murcianos de Jumilla y Yecla”, tal y como recoge el Boletín Oficial del Estado del pasado 31 de enero.

Caballero se refiere al “Proyecto informativo de abastecimiento a los municipios de Yecla y Jumilla” desde las instalaciones de la Mancomunidad de los canales del Taibilla, en cuya memoria se reconocen 12,4 y 31,2 millones de euros, respectivamente para garantizar el agua a una población total de 80.000 personas. Casualmente, el proyecto a la llanura manchega contemplaba 32,5 millones de euros para asegurar agua a 61.000 ciudadanos.

Caballero ha indicado que “es así de evidente y grosero, porque no me digan que no es grosero que se suprima una obra en la provincia de Ciudad Real por importe de 32 millones de euros y se apruebe al mismo tiempo una obra para el mismo objetivo en Murcia y por el mismo importe”.

Esta decisión con la que a su juicio se pone en riesgo el abastamiento humano en un futuro en caso de sequía, ha llevado a Caballero a manifestar que cuenta con la aprobación de la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del Partido Popular, Dolores de Cospedal, una complicidad y “un pacto” del que el dirigente ciudadrealeño no tiene la más mínima duda, de ahí que haya llegado a señalar que “es una desvergüenza que la presidenta de Castilla-La Mancha no alce la voz contra esta decisión del Ministerio si no la comparte”.