La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha pedido a los castellano-manchegos que estén “bien tranquilos” porque tienen garantizado el servicio público de salud “universal y gratuito” y tienen garantizado que “su gobierno trabajará y seguirá trabajando para que no tengan ningún problema a la hora de ser atendidos, y para evitar que se “hunda” la sanidad pública.cortes-regionales

Cospedal ha pronunciado estas palabras durante su intervención en el debate general celebrado en las Cortes de Castilla-La Mancha a propuesta del PSOE sobre la implantación del llamado modelo público-privado en los hospitales de Castilla-La Mancha.

La presidenta autonómica ha destacado que los ciudadanos de la región deben saber que tienen un Gobierno que está velando porque tengan una sanidad pública universal y gratuita y porque tengan el “mejor servicio público de salud”.

Igualmente, ha recordado que su Gobierno se encontró una deuda en la sanidad de 5.000 millones de euros y que “lo está pagando porque está gestionando con mucha responsabilidad”. “Con poco populismo pero con mucha responsabilidad y quiero que lo sepan los ciudadanos”, ha indicado Cospedal, quien ha defendido que su Ejecutivo cuenta con un “gran equipo gestor” en el ámbito sociosanitario.