El PSOE pide la paralización del fracking

0
8

La diputada regional del PSOE, Blanca Fernández, ha adelantado que los socialistas pedirán en el pleno de las Cortes mediante una Proposición no de Ley la suspensión cautelar del fracking en la región, y en concreto en la provincia de Ciudad Real hasta que no se conozcan los riesgos reales de esta práctica empleada para la obtención de gas mediante la perforación de las capas del subsuelo a base de inyectar a presión una mezcla de arena y productos químicos.BLANCA_FERNANDEZ

En concreto, Fernández ha dado a conocer el permiso que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha concedido a una empresa para llevar a cabo esta técnica en el término municipal de Alhambra, y que tiene efectos directos sobre las Lagunas de Ruidera debido a su proximidad geográfica. Esta circunstancia ha llevado a la parlamentaria socialista ha manifestar que este hecho es un “auténtico atentado ecológico y un legado envenenado” para las futuras generaciones.

Riegos para la atmósfera, para los acuíferos por la contaminación del agua, para las personas o movimientos sísmicos son algunas de las consecuencias que pueden provocar el fracking, también conocido como fractura hidráulica, explica la dirigente socialista, que consiste en perforar el terreno entre dos y cinco kilómetros a base de agua, arena y una gran cantidad de productos químicos altamente tóxicos, hasta el punto de que el Parlamento Europeo ha elaborado un informe en el que alerta, entre otras, de la sospecha de provocar cáncer en al menos seis de esas sustancias.

Según Fernández, los fluidos tóxicos empleados para extraer el gas no se pueden recuperar en su totalidad, de manera que hasta entre un 20% y un 85% de ellos quedarán enterrados para siempre en la zona, con los riesgos y la incertidumbre que esto genera, por no mencionar  que la vida media de utilidad de estos pozos es de tan solo siete años.

Fernández ha destacado “bajo ningún concepto podemos poner en riesgo el agua en Castilla-La Mancha”, un elemento esencial para la vida, para el medio ambiente, para el abastecimiento humano, para el desarrollo agrícola, urbanístico e industrial y, en definitiva, para el presente y el futuro, por lo que la obligación del Gobierno regional es defender este patrimonio y esta riqueza ante cualquier amenaza, como es en este caso el fracking en una zona de alta sensibilidad ambiental como son las Lagunas de Ruidera y su entorno con los acuíferos.

Blanca Fernández insiste  en que “no hay razón alguna para que en Castilla-La Mancha se autorice esta práctica”, al tiempo que ha añadido que aquí “desde que gobierna Cospedal ya tenemos un cementerio nuclear, se quieren vender los montes de utilidad pública y ahora se quiere autorizar a introducir componentes químicos tóxicos en nuestro subsuelo al lado de las Lagunas de Ruidera”.

“Eso no lo podemos consentir de ninguna de las maneras”, ha indicado Fernández, por lo que espera que mañana haya “cierta sensibilidad y sentido común” por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha y del Partido Popular para que se suspenda cautelarmente el permiso de llevar a cabo el fracking en la región”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here