Una investigadora del Hospital de Parapléjicos de Toledo recibe una beca de 60.000 euros

La investigadora realizará un proyecto de investigación neurológica

0
255

El proyecto de la empresa Roche ‘Stop Fuga de Cerebros’ ha premiado con una beca de 60.000 euros a la investigadora Laura Morgillo, que realizará un proyecto de investigación neurológico en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

En una rueda de prensa en el Hospital, en la que han participado la premiada, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz; la directora-gerente del Hospital de Parapléjicos, Blanca Parra, y la directora médico de Roche Farma, Annarita Gabriele, se ha hecho entrega de la beca.

Morgillo ha dicho que este proyecto le va a permitir “continunar con las líneas iniciadas hace unos años en este hospital”, donde le acogieron en un grupo y comenzó su trayectoria profesional.

Este tratamiento está orientado a mejorar la calidad de vida de los pacientes, además, a su juicio, “la investigación se hace mejor en equipo”.

La doctora espera que este proyecto sirva para “demostrar” que en Castilla-La Mancha “se hace investigación de calidad, que hay muy buenos profesionales y que todo se traduce en una mejora orientada a los pacientes”.

100 INVESTIGADORES EN PARAPLÉJICOS

De otro lado, la directora-gerente del Hospital de Parapléjicos, Blanca Parra, se ha sumado a la felicitación a la premiada, además ha dicho que, actualmente, el Hospital cuenta con 100 investigadores trabajando, agrupados en 16 grupos de investigación básica y clínica y 6 grupos de apoyo.

Parra ha destacado que en los dos últimos años el Hospital Nacional de Parapléjicos ha recibido un total de 23 ayudas, por un importe de 3.350.000 euros, además de tener un edificio “dotado de los mejores equipamientos técnicos y científicos”.

La directora-gerente ha dicho que este Hospital ha recibido también seis proyectos financiados por el Ministerio de Economía y Competitividad, por eso ha dicho que siempre “han contado con la ayuda de las administraciones públicas”, pero también ha solicitado la ayuda de las instituciones privadas.

De las nueve personas que se presentaron al proyecto, cinco eran del Hospital Nacional de Parapléjicos, un profesional de Ciudad Real y otro de Albacete.